Social Icons

Pages

Featured Posts

domingo, 28 de enero de 2018

SOMOS DOS CAMINANTES JULIO IGLESIAS LOLA FLORES


SOMOS DOS CAMINANTES

JULIO IGLESIAS LOLA FLORES

Yo soy

un velero en la playa

que al nacer la mañana

se hace a la mar

y voy

amarrado a la vida,

desojando momentos

que no volverán.

Yo soy

corazón de guitarra.

Tengo fuego en el alma

y moreno de sol.

Tengo sangre gitana

y en mi boca la pena

se convierte en canción.

Somos dos caminantes

buscando la luz,

somos dos caminantes

heridos de amor

y soñamos un sitio

adonde llegar

y cambiamos la vida

por una canción.

Conocemos el llanto

y la soledad,

y también ese aplauso

que te hace vivir.

Nos pasamos la vida

de acá para allá

esperando un minuto

donde ser feliz.

Yo soy

la mirada sincera

que, al nacer la mañana,

se echa a volar.

Yo soy

un futuro de sueños

y un pasado que a veces

me hizo llorar.

Yo soy

compañera del alma

de unas playas doradas

dormidas al sur.

Soy la noche estrellada.

Soy el alma callada

cuando me cantas tú.

Somos dos caminantes

buscando la luz,

somos dos caminantes

heridos de amor

y soñamos un sitio

adonde llegar

y cambiamos la vida

por una canción.

Conocemos el llanto

y la soledad,

y también ese aplauso

que te hace vivir.

Nos pasamos la vida

de acá para allá

esperando un minuto

donde ser feliz.

Somos dos caminantes

buscando la luz,

somos dos caminantes

heridos de amor

y soñamos un sitio

adonde llegar

y cambiamos la vida

por una canción...



lunes, 13 de noviembre de 2017

AROMA FRESCO





AROMA FRESCO

Es cadencia relevante
aroma fresco de rosas
imponencia de la hermosa
caminas justo delante

Atemoriza su andar
achica el atrevimiento
cabello que busca el viento
y tu no puedes hablar

Aunque buscas el valor
no lo puedes encontrar
seguro de fracasar
ya desistes sin pudor

Para nada pecho frío
no era la justa ocasión
cuando juega la razón
se descarta el desafió

Texto de Ningo

martes, 7 de noviembre de 2017

A LA CUMBRE DEL SONETO


A LA CUMBRE DEL SONETO

Subo por los peldaños del soneto
para llegar a ti, mujer hambrienta,
y en cada verso el ansia se acrecienta
de darme y obtenerte por completo.

Un solo plan de acción al mismo objeto 
a ambos extremos por igual se intenta,
y aunque no con idéntica herramienta,
su éxito garantizas y prometo.

Los cuartetos ofrecen el estrado
simétrico, accesible, nivelado,
en el que los tercetos se entrelazan.

A tu vera, mujer, voy recalando,
y aunque todo lo quiero, no demando, 
porque sé que tus brazos no rechazan. 
  
Texto de Francisco Álvarez Hidalgo


 

Sample text

Sample Text

Sample Text


 
Blogger Templates